Bares de Madrid

Los bares de Madrid cierran entre las 3 y las 3:30 de la madrugada, dependiendo del tipo de licencia que tengan. Hasta hace tan solo cinco años, los bares abrían hasta cualquier hora de la noche, pero las leyes y su aplicación son ahora mucho más estrictas que entonces.
¿Te gustaría disfrutar de la experiencia? Aquí te ofrecemos solamente algunos bares de entre la inmensa variedad que Madrid ofrece...

Cannas y Tapas BarBares de tapas y cañas
Los bares más auténticos de Madrid son los de tapas. En ellos puedes pedir un montón de pequeñas porciones de comida, "tapas" o su versión más grande, "raciones" para compartir con los amigos de pie en la barra o sentado en una mesa. Es una actividad fundamental en la vida madrileña y en general en la española que empieza sobre las 21.30.
Antiguamente, siempre te ofrecían una tapa con tu bebida. Por desgracia, estos bares cada vez escasean más. Para encontrarlos hoy en día, fíjate en los madrileños y síguelos allá donde vayan.
Una "caña" es un vaso corto de cerveza que sale por entre 1€ y un 1.50€. Puedes pedir un "tubo" (el doble, en vaso alargado) o "jarra/ doble" (mayor que el tubo). También se sirve vino tinto y vino blanco.

Bares de copas
BarSirven cerveza, cubalibres y, a veces, cocktails. Muchos bares de copas pinchan música de baile e incluso tienen una pequeña pista. Normalmente, se va alrededor de la la una de la madrugada, tras pasar los bares de tapas y cañas. tTe presentamos el vocabulario básico de los bares de copas españoles...
Tercio: cerveza en botella de 0’33 cl. Las marcas nacionales más comunes son Mahou, Cruzcampo, Heineken y Estrella.

Cubata: ron, whiskey, vodka o ginebra con coca cola/ fanta (limón, naranja...), tónica...

CerveceríaCervecerías
Las cervecerías españolas son el equivalente a los pubs. También llamadas, directamente, pub irlandés.

Coctelerías
Una coctelería sirve todo tipo de cocktails, aunque bebidas tropicales del tipo mojitos, caipirinhas y margaritas están últimamente de moda. Estos bares acostumbran a tener una atmósfera relajada, moderna, asientos cómodos y decoración colorista, más para hablar que para bailar.