Salir de noche en Madrid

NightlifeAl preguntarle a la gente por sus primeras impresiones sobre Madrid, las respuestas más comunes van en la línea de “¡En este sitio la gente está loca!”

Aunque Nueva York se proclama como la ciudad que nunca duerme, Madrid es su doble, e incluso la líder. Indistintamente, madrileños y extranjeros están en la calle a todas horas, yendo de bares de tapas a pubs, de bares a discotecas y de discotecas a after-hours.
La mayoría de madrileños tienen varias de "zonas de marcha" favoritas. Cada barrio tiene su propio estilo y atmósfera, así que en vez de escoger un solo lugar para toda la noche, lo normal es ir pasando de bar en bar en un área que te guste hasta ir a una discoteca, donde generalmente deberás pagar un precio por la entrada.

Puerta del Sol, Gran Vía y Huertas

Cuando los turistas no saben dónde ir, empiezan por el mismo centro, la Puerta del Sol, escabulléndose hacia Plaza de Santa Ana y Huertas. Esta es la zona de los pubs irlandeses, música pop, extranjeros y, francamente, españoles en busca… de extranjeros. De cualquier manera, hay algunos bares de tapas auténticos en los alrededores y Huertas posee dos bares de jazz muy respetados: Café Populart (Huertas, 22) y Café Central (Plaza del Ángel, 10). Otra excepción es Calle de Echegaray, que alberga algunos lugares flamencos muy interesantes como Cardamomo (Echegaray 15), Los Gabrieles (Echegaray 17), y el funky La Boca del Lobo (Echegaray 11).

Gran Vía

No faltan discotecas ni en la misma Gran Vía ni en sus alrededores. Este bulevar está siempre lleno, a cualquier hora, durante los fines de semana, desde las parada de metro de Gran Vía, Callao, San Bernardo hasta la de Plaza de España.

La Latina

La Latina, muy cercana a la Plaza Mayor, es uno de los barrios más populares para pasar la tarde del domingo. Justo cuando creías que se acababa el fin de semana, encontrarás a los madrileños llenando los bares de los alrededores de la Plaza de la Paja, Plaza de San Andrés y Cava Baja; bebiendo cerveza en las plazas o relajándose en terrazas al Sol. También es un lugar estupendo para tapas, vino, cerveza o cocktails cualquier noche de la semana. El ambiente es tranquilo con un toque vanguardista.

Chueca

Gays y heterosexuales se mezclan por igual en Chueca, el centro dinámico del Madrid gay. En cuanto a decoración y estilo, Chueca es el barrio más moderno de Madrid y su vida nocturna es elegante y refinada. Por otro lado, si te atraen el reggae y el hip hop, dirígete a la Calle Barquillo 42 para encontrar el Big Bamboo y el Kingston.

Malasaña

Con tan solo salir de la parada de metro de Tribunal cualquier noche de fin de semana ya se siente la atmósfera de la noche en Malasaña: jóvenes, alternativos, rockeros, modernos... Malasaña puede que ya no sea el centro de la contracultura que en su día fue con La Movida, pero todavía hay mucho movimiento y actividad por la zona de la Plaza del Dos de Mayo, Calle de San Vicente Ferrer y Calle de la Palma. La Calle del Pez, cerca de Gran Vía, atrae a un público algo más maduro, con bares de tapas geniales como El Pez Gordo y cafés más tranquilos, además de bares de jazz ( el Cafeína).

Lavapiés

Si quieres ver en directo el aburguesamiento de un barrio, dirígete a Lavapiés. Está habitado por hippies, modernos y mucha población inmigrante, pero con locales cada vez más refinados por todas partes. Desde restaurantes indios a bares brasileños pasando por chill-outs clandestinos y tablaos flamencos, Lavapiés es, sin lugar a dudas, el centro de la multiculturalidad madrileña.

Salamanca

El panorama del barrio de Salamanca se compone de vividores, polos, tacones altos y bronceados recientes de la playa… En otras palabras, aquí es donde se encuentran las clases más acomodadas. Puedes encontrarte con actores famosos y jugadores de fútbol en la discoteca Gabana 1880 (Velázquez 6). 'Shabay', en la Calle Miguel Ángel 3, es otro de los locales más conocidos.